comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Jan

Juan López, que firma sus cómics como Jan, es uno de los autores de cómic infantil más importantes y admirados de la historia de España, conocido sobretodo por su serie Superlópez, de la que ha publicado más de 50 álbumes y sigue en curso actualmente.
      Jan nació en Toral de los Vados (León) en 1939, aunque su familia se traslada siendo muy pequeño a Barcelona. Sordo desde los seis años, se vuelca en el dibujo como opción laboral y siendo apenas un adolescente comienza a trabajar en un estudio de animación y hace alguna incursión como autor de cómic. Con 19 años se traslada a vivir a Cuba con su familia, donde vivió durante diez años y continúa realizando trabajos de animación y cómic.
    Hacia 1969 regresa a España y comienza a trabajar para diferentes editoriales y revistas españolas, especializándose pronto en historieta infantil. De esta época también es destacable la gran cantidad de cuentos y coloreables infantiles (incluyendo de éxitos televisivos de la época, como Heidi, Marco o La Abeja Maya) que ilustró para Bruguera.
      En 1973 crea una primera versión de Superlópez en un breve trabajo de encargo en solitario como parodia de Superman, al que retoma para Bruguera dos años después en historias de una dos páginas con guiones de Conti o Francisco Pérez Navarro. En colaboración éste último inicia en 1979 una etapa definitoria del personaje, dibujando lo que que serían los primeros tres álbumes de la serie, trufados de referencias y giños a los cómics de superhéroes. La colaboración entre los dos autores fue especialmente fructífera a nivel creativo durante un tiempo, realizando también otros trabajos conjuntos como el álbum Nosotros los catalanes (un repaso a la historia de Cataluña en clave de humor) y la serie Las aventuras de Pasolargo (protagonizada por soldados españoles en los tiempos de la conquista de América).
      La colaboración con el guionista finalizó sin embargo relativamente pronto, y con el cuarto álbum, Jan continua la serie ya en solitario, diluyendo la parodia y dirigiéndola a sus propios intereses, más alejados del cómic de superhéroes. Así, realiza en solitario hasta cinco historias largas más para Bruguera, en una etapa de popularidad creciente que llevó a la editorial a lanzar una revista con el nombre del personaje en 1985.
     De este período cabe mencionar también que entre 1981 y 1982 Jan realiza una pausa temporal en Superlópez para afrontar otro de sus trabajos más recordados: Pulgarcito, una serie infantil que encabezó el relanzamiento de la revista del mismo nombre. La obra estaba protagonizada por un niño de gran imaginación, que vivía una serie de aventuras plagadas de referencias a cuentos clásicos de diferentes nacionalidades (y de hecho, el personaje llegaba a interactuar directamente con personajes de clásicos de la literatura universal como Alicia en el país de las Maravillas o Peter Pan).
     Con el cierre de Bruguera a mediados de la década de los 80, Jan vuelve a trabajar en animación temporalmente (a citar la serie de televisión Mofli, el último koala) y en otras series de historieta, hasta que un par de años después puede retomar Superlópez con Ediciones B. Así, desde finales de los 80 Jan ha dedicado la mayor parte de su producción a su personaje fetiche, que se ha publicado ininterrumpidamente desde entonces y ha alcanzado el álbum número 57 en 2011.
     De los trabajos más breves que ha realizado en los últimos años fuera de su serie estrella, vale la pena citar por su extensión dos álbumes de Tadeo Jones (2008 y 2010), una especie de parodia "a la española" de Indiana Jones. Creada por Enrique Gato, un admirador confeso del trabajo de Jan, el personaje nació como protagonista de cortometrajes de animación 3D, y tras recolectar multitud de premios y pasar al cómic, también estrenará película en cines en 2012.
     En 2002, Jan recibió el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona en reconocimiento a toda su carrera.

Cederrom

Nueva serie del autor de Superlópez, esta vez protagonizada por varios jóvenes en edad universitaria y una especie de "superhéroe virtual". El personaje principal es Chip, estudiante de ingienería informática que descubre un programa informático muy especial, "creado" accidentalmente por la intervención de unos alienígenas (también universitarios) que llegan a la tierra mientras están "de fiesta" y un poco "alegres". Se trata de un programa que al ejecutarse genera una especie de superhéroe de realidad virtual que obedece las instrucciones de Chip, que lo puede controlar a distancia mediante su ordenador y al que acaba "bautizando" como Cederrom debido a que todo el programa cabe en un CD-ROM donde lo guarda.

El reparto de personajes está formado también por tres amigos de Chip, que aparecen en la portada de este primer álbum: Cisco y Gelda, novios y estudiantes universitarios como Chip, y Tita, dibujante con una dificil situacion familiar que se refugia para estudiar en la buhardilla de casa de Chip, reconvertida por éste un un laboratorio doméstico (y autora de un dibujo original de un superhéroe del que toma su apariencia Cederrom). Para dar pie a las peripecias, tenemos dos personajes adultos más: el padre de Chip, inspector de policía, y el de Gelda, científico que trabaja en un centro de robótica avanzada.

La aventura de presentación de este primer número sirve para presentar con mayor o menor profundidad a los diferentes personajes y el "origen" de Cederrom, en una trama en la que unos delincuentes que amenazan al padre de Gelda para que les construya un robot para usarlo en atracos, y para chantajearle acaban secuestrando a la amiga de Chip, que usará a Cederrom para liberarla.

Cederrom es un proyeco de Jan que en su día se desarrolló para la línea Laberinto de Planeta-DeAgostini, y que el autor retoma muchos años más tarde, para sorpresa de propios y extraños. Hay que advertir que la última página aparece fechada de marzo de 2011, por lo que no parece que sean páginas antiguas que se recuperan, sino que está realizado en la actualidad. No deja de resultar curioso que su otra serie se iniciara como una parodia de Superman, y Cederrom tenga, al menos físicamente, un disfraz que recuerda a Batman (capucha, capa, colores oscuros), aunque la similitud con el alter ego de Bruce Wayne acaba ahí.

La nueva serie parece ofrecer al autor la oportunidad de tocar, desde su perspectiva, temas más próximos a la juventud actual (en algunos díalogos deja entrever posibles temas en esa línea, como la dificultad para emanciparse) y a las nuevas tecnologías (que Jan usa con frecuencia, al contrario que otros autores de su generación). Eso sí, no hay que perder de vista que Jan supera los 70 años de edad, lo que inevitablemente, por pura diferencia generacional, se nota en detalles como la jerga que usan los personajes en algún momento ("no pita" por "no funciona", por ejemplo), por lo que tampoco hay que esperar un retrato fidedigno de la juventud actual, sino más bien hay que tomar Cederrom como un loable esfuerzo por parte de un maestro veterano del comic español por intentar hacer algo nuevo a una edad en la que la mayoría de autores ya se han retirado, lo que ya por sí solo es digno de admiración. Una inquietud que en los últimos años ya venía advirtiéndose en algunos proyectos paralelos a Superlópez: dos álbumes de Tadeo Jones, una suerte de Indiana Jones español (Tadeo Jones Y El Secreto De Toactlum en 2008 y Tadeo Jones En El Rally París-Paká en 2010) o las historias cortas de Días Moscosos para la revista-fanzine Amaníaco (desde 2008).

Cederrom (Ediciones B, septiembre de 2011). Álbum 48 pgs color, tapa dura (12 €).

ENLACES Cachislamar.com, un completo fan-site del personaje.

Textos y recopilación de Jose A. Serrano. Página creada en marzo de 2011.