comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Sergio Córdoba

Por Yexus.

 

Portada de Sergio Córdoba para 'Volumen Uno' #4/5 donde se publicó originalmente esta entrevista.
   

Autor Revelación del 98 en el sentido más genuino del término, y no sólo por el premio del Salón barcelonés que lo acredita (compartido con Ramón Bachs). La meteórica trayectoria de este alicantino de 23 años, estudiante de Bellas Artes, surge de fanzines locales como Zoom, pasa por la autoedición de Freaks in Love y llega a su inmediata reedición en Subterfuge para obtener acto seguido el mencionado trofeo, además de resultar nominado al Mejor Guión. Escasa experiencia que contrasta con la madurez del resultado: slices of life autóctonos en estado puro.

Sinceramente, ¿te ha sorprendido el premio?
Sí, un montón, incluso las dos nominaciones. Y más aún que me lo dieran, claro. Yo hice Freaks in Love sin ningún tipo de pretensión y de repente te encuentras con esto, que no te imaginas ni de lejos. Bueno, las críticas que al principio fueron apareciendo coincidían todas positivamente y me imagino que han hecho un efecto de "boca a boca" o algo así.

¿Se ha traducido también en un éxito de ventas?
Sabemos que para este tipo de cómic más de 2.000 lectores no hay. De hecho, ésa fue la tirada que se hizo y creo que ya quedan pocos. Y primero, con el fanzine, también vendí casi cuatrocientos. Aunque es un proceso largo; mientras aparece, se promociona, sale en los medios y se corre la voz hay un lapso de tiempo. Apareció en noviembre y estamos en mayo, o sea, que no es editarlo y de pronto venderlo.

¿Cuándo te decidiste por el cómic como medio?
Siempre me ha gustado dibujar y leer tebeos: vas leyendo y vas haciendo. Es una especie de juego pero disfruto cuando lo hago. Aunque, desde luego, y sobre todo cuando vienes a un Salón como éste, te das cuenta de que no es estar en tu casa soñando con cobrar millones por hacer un número de La Patrulla-X o cosas así sino que llegas y te encuentras con la cruda situación. Hay que ser conscientes de eso, aunque de mi caso, como dije, el primer sorprendido soy yo.

¿Y de dónde surge ese estilo gráfico tan depurado?
De pronto tienes el convencimiento de que, aunque no tengas un dibujo tan detallado ni le dediques tanto esfuerzo, si la base cuenta bien la historia y está en relación con lo que narra, no llega a ser necesario un grafismo tan minucioso. Antes sí que lo hacía pero, para según qué cosas quieras contar, hay dibujantes que con cuatro rayas te solucionan una viñeta y funciona; por ello intenté limpiar un poco el dibujo, soltarme, quitarme un peso de encima y dedicarme más a la historia. Pero de todos modos, ahora lo que me toca es mejorar el dibujo.

Mazzucchelli puede ser tu influencia más obvia ¿no?
Sí, es un autor que me interesa muchísimo. Y me sorprende todo lo que ha hecho, la evolución que ha seguido y su capacidad gráfica tan brutal. Lo mismo resuelve una escena totalmente realista como sigue un proceso de síntesis que le interesa para llevar sus ideas a un terreno más personal. Y como narrador es simplemente impresionante.

Tú pones un gran cuidado en los mecanismos narrativos ...
Sí, la narración es el tema principal para mí; es en lo primero que me fijo a la hora de hacer un tebeo. No soy un gran escritor ni un gran dibujante, pero sí me gustaría que la historia estuviera bien contada, que se entendiera perfectamente lo que ocurre y el lector no se perdiera en ningún momento. Y de ahí lo de repasar páginas de autores, intentar estudiar la técnica, y si una página concreta te ha emocionado, averiguar el por qué. Hay que pensar bastante sobre lo que se lee.

En cuanto a la nominación al Mejor Guión ¿significa que el cómic español necesita ideas muy nuevas o de autores cercanos al lector?
Debería ser así: gente nueva con ideas que contar. Pero cosas nuevas, no una repetición de lo que ya se está vendiendo; proponer ideas e incluso llegar a un público que no lea normalmente tebeos. Esto sería lo realmente interesante. Pero con la distribución en librerías especializadas es muy difícil llegar a ese tipo de lector al que quizá le pudiera interesar pero no lo tiene a su alcance. De hecho, editoriales como Subterfuge están interesadas en encontrar un tipo de tebeo que pueda interesar a un espectro de público más amplio. En el caso de esta editorial se trata de un público joven que está abierto a muchas opciones y que lo mismo compra un cómic que un disco o un vídeo de cortometrajes, y todo le interesa porque tiene más o menos una relación. Parece que las independientes están buscando eso, o al menos tienen claro que no quieren dirigirse a un público sólo fanático de los tebeos.

Pero ¿el contenido de tu obra encaja con la línea de Subterfuge?
Bueno, Borja ya llevaba un tiempo buscando otro tipo de producto igual de afín al público de la editorial pero que contara cosas diferentes, que no repitiera la temática. Y parece que aparte de la "línea tremenda", que sigue funcionando, también han ampliado la oferta a autores no tan centrados en el gore pero que igualmente pueden llegar al tipo de lector que están buscando. Y sus últimas novedades responden a ese plan, como Chema García o Paco Alcázar, que si bien tiene un punto siniestro es como más psicológico.

¿En qué medida participan tus argumentos de esa tendencia made in USA hacia lo autobiográfico?
En mi caso sí que hay un componente autobiográfico, pero porque resulta más fácil contar algo que conoces. Otra cosa es narrarlo apropiadamente. Desde luego, un tebeo bien contado no tiene por qué ser necesariamente de corte cotidiano, pero a nivel de motivación es mucho más fácil contar algo que tienes más o menos claro.

¿Y la temática intimista? Hoy el éxito comercial pasa por el escapismo y el impacto más o menos gratuito...
Era una opción personal, de mi propio interés, yo no pensaba en ningún público potencial. En el fondo, se trata de contar una historia y contarla bien, la temática da un poco igual: En busca del Arca Perdida es una buena película y Al final de la escapada también lo es ¿no?

Texto de Yexus, cedido para Guía del cómic. Publicado originalmente en Volumen Uno #4/5 (UnderCómic, julio/1999). Página creada en agosto de 2012.