comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Raquel Alzate

Por Borja Crespo (*)

 

Portada del primer álbum de 'La ciudad de Y's', que Astiberri publica de forma casi simultánea a la edición original francesa.
 

Raquel Alzate (Baracaldo, 1972), licenciada en Bellas Artes, debutó en nuestro mercado en 2005 con un álbum de temática fantástica a todo color, Cruz del Sur, un cuento mágico con guión de Luis Durán que transcurría en una época medieval con temática sobrenatural. Antes había realizado, con textos de Aritza Bergara y Ricardo del Río, dos libros de ilustración sobre mitología vasca, Mitológika: Una visión contemporánea de los seres mágicos de Euskadi y Mitológika: El Mundo de las Brujas, dos obras con buenas ventas y una destacable acogida en el País Vasco que dieron a conocer su metódico trabajo, viñetas que rozan lo pictórico. Además, ha ilustrado libros infantiles y colaboró en sus comienzos en fanzines como RIP o Lobotonía. Publicaciones indispensables de la historieta independiente, como Tos, Dos veces breve, Humo y BD Banda también han acogido sus páginas, al igual que álbumes colectivos como ... de ellas (Edicions de Ponent), El secreto de Alhóndiga Bilbao (Alhóndiga Bilbao), Historias del olvido (Dolmen) y Cortocuentos 2 (Astiberri). Estos días ve la luz en nuestras tiendas, y paralelamente en el mercado francés, la primera entrega de La ciudad de Ys, una saga épica de corte fantástico escrita por Rodolphe, profesor, librero y periodista responsable del guión de más de 150 álbumes en el país vecino, dibujados por Ferrandez, Rouge, Juillard, Léo o Magnin, entre otros artistas (sus principales series son Kenya, Namibia, La MaisonDieu o Dock 21).

Llevabas tiempo sin publicar.
Hombre, sin publicar un álbum, desde Cruz del Sur, sí, pero he ido compaginando la realización de La ciudad de Ys con trabajos de publicidad, ilustración, historias cortas, portadas… He colaborado con bastante gente estos años.

¿Cuánto tiempo te lleva acabar un álbum?
Unos dos años.

Al ver el acabado, se nota que cuidas técnicamente todo detalle.
Sí, así soy yo. Mi estilo de dibujo es bastante detallista, me gusta jugar mucho con las atmósferas y el ambiente de cada página, pero también trato de trabajar el nivel de detalle al máximo, sobre todo para este tipo de publicación. Es el tipo de dibujo que buscaban y es lo que ofrezco aquí. En otros trabajos he usado estilos más sueltos o con menos detalle. Creo que un autor debe adecuar su estilo a cada trabajo que realiza.

¿No concibes dibujar sin la paleta gráfica?
Sí, claro, pero para un trabajo de las características de La ciudad de Ys me resultaría imposible de otra forma. Necesitaría muchísimo más tiempo para ese acabado pictórico, eso sin tener en cuenta la logística: un estudio gigantesco, mucho tiempo de secado de cada página... Creo que para este trabajo no había opción, aparte de que me gusta mucho trabajar en digital por la flexibilidad que me da.

Generalmente trabajas con un guionista.
De momento es como han surgido los proyectos de álbumes. He sido mi propia guionista en historias más cortas... En un futuro ya se verá.

¿Qué pasos sueles seguir a la hora de afrontar una obra?
Lo habitual, primero definir el estilo, luego el diseño de personajes y localizaciones, documentación y ambientación… Y finalmente hago los bocetos de cada página, dibujo fondo y les doy el color.

¿Ha cambiado el panorama del cómic desde la salida de Cruz del sur, tu anterior trabajo en formato álbum?
Sí, bastante. Para empezar hay un premio nacional, cosa que antes no había. Parece que hay bastante ambiente, nuevas editoriales y autores, mayor presencia del cómic en librerías y medios de comunicación... Es un momento muy interesante. Es una pena que la crisis este paralizando algo este movimiento.

Empezaste a darte a conocer con Mitologika, ¿te animas a hablar de ello?
Fue una experiencia muy interesante. Fue uno de mis primeros trabajos publicados y tuvo bastante repercusión, la verdad es que lo pasé bien acercando la mitología vasca a la ilustración contemporánea.

El mercado francés te ha acogido bien, ¿cómo surgió esa oportunidad?
Ellos habían visto Cruz del Sur y me contactaron para ver si tenía algún proyecto para ellos. Como en ese momento no tenía ningún proyecto elaborado, me presentaron ellos éste. 

Entrando en detalle sobre la obra, ¿qué va a encontrar el lector en las páginas de La ciudad de Ys?
Se trata de una leyenda Bretona medieval. Por lo que encontrarán magia, batallas, caballeros... Es una leyenda muy conocida en la zona, sobre una ciudad fantástica construida en el mar. Por una parte, he tratado de darle un aire muy realista en lo que se refiere a ambientaciones, los bosques, el mar, los barcos, las batallas… Pero, al mismo tiempo, he intentado impregnar todo de una atmósfera mágica e irreal, en la cual sea posible lo fantástico.


 

Dos páginas interiores del primer álbum de 'La ciudad de Ys', facilitadas
por Astiberri. Clic para ampliar.

Te decantas generalmente por una imaginería caballeresca.
Ha sido más bien una casualidad, los editores de Dargaud vieron Cruz del Sur y quisieron ofrecerme un trabajo que siguiera esa línea. 

¿Te atreves a definir tu estética?
Es muy complicado lo que pides, eso deberían hacerlo otros.

Cierto. La labor de ilustradora también ocupa tu tiempo, ¿fue primero el cómic?
No, primero fue la ilustración. Siempre me ha gustado el cómic y lo he tenido en mente, pero, profesionalmente, primero fue la ilustración.

¿Recuerdas cuando decidiste convertirte en dibujante de tebeos?
Cuando vi la posibilidad de realizar un álbum es cuando me decidí a volcar en este medio mi esfuerzo.

¿Cómo se vive desde Bilbao el mercado del cómic?
La verdad es que no estoy muy conectada, no realizo demasiada "vida comiquera". Mi relación con la editorial es a través de mail fundamentalmente. Conozco a muchos autores, claro, pero sobre todo nos vemos en salones del cómic y eventos similares, aunque tampoco es que acuda demasiado a estos sitios.

No sueles faltar al Salón del Cómic de Getxo...
Es un salón que tengo al lado de casa, y suelen tener siempre amigos entre los autores invitados. La verdad es que es un salón que me gusta mucho y al que acudo casi todos los años.

¿Es muy diferente la manera de trabajar en Francia?
Para mi no hay mucha diferencia en la forma de trabajar. Bueno, sí en el sentido de que son empresas muy grandes y, por ejemplo, te piden las portadas con mucha anticipación, pero al final la relación siempre es con tu guionista y tu editor, publiques donde publiques.

¿Te sientes más digital que analógica a la hora de trabajar?
Un dibujante trabaja con su cabeza, eso es lo importante a la hora de crear. Luego, que la mano empuñe una pluma de ganso, un pincel de marta, un pentel o un lápiz óptico, me parece absolutamente secundario. Unos autores se pueden sentir más cómodos con unas herramientas y otros con otras, pero no veo el sentido de definir a los autores como analógicos o digitales.

¿Hacia dónde va el cómic?
Hacia delante y hacia los lados

Confiemos en ello. ¡Gracias!

----
(*) Borja Crespo (Bilbao, 1971) escribe habitualmente sobre cómic en diferentes publicaciones, especialmente en el diario El Correo, y ejerce de cabeza visible de la organización del Salón del Cómic de Getxo. También ha escrito los dos libros de microrelatos ilustrados Cortocuentos con dibujo de Chema García y varios autores (Astiberri, 2009 y 2012). Puedes seguirle en su blog y en Twitter, y leer otras entrevistas suyas publicadas en esta web.

Texto de Borja Crespo, cedido para Guía del cómic. Parte de las declaraciones de Alzate se usaron también para un texto para el diario El Correo. Documento creado en julio de 2013.