comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Raquel Alzate

Por Borja Crespo (*)

Le gusta “contar en imágenes”, ya sean ilustraciones o historietas. Raquel Alzate (Baracaldo, 1972), licenciada en Bellas Artes, acaba de debutar en nuestro mercado con un álbum de temática fantástica a todo color, Cruz del Sur, que ha tardado casi dos años en terminar. ¿La razón? Cada una de sus viñetas son pequeños cuadros, elaborados con ahínco y sentimiento. Luis Durán, uno de los autores más inspirados del momento, nominado a los premios de literatura Euskadi 2004, firma el guión de un cuento mágico, editado por la casa bilbaína Astiberri, que transcurre en una época medieval donde reinan las fuerzas sobrenaturales.
      Raquel ha ilustrado libros infantiles para editoriales como Bruño o Barcanova, y ha dejado su impronta en fanzines locales como “RIP” o “Lobotonía” y en publicaciones adalid de la historieta independiente como “TOS” y “BD Banda”. Ha trabajado también en el modelado de figuras de plomo y en el terreno de la escultura, además de dibujar imágenes de fantasía para módulos de rol. En 2001 y  2002 realiza para Astiberri los libros de ilustración sobre mitología vasca “Mitológika: Una visión contemporánea de los seres mágicos de Euskadi ”y  “Mitológika: El Mundo de las Brujas”, sus obras más conocidas.

¿Se puede considerar que éste es tu primera obra en cómic? Hasta ahora se te conocía por tus ilustraciones para "Mitologika".
Sí, “Cruz del Sur” es mi primer álbum de cómic propiamente dicho. Había realizado anteriormente varias historias cortas, pero no pasaban de las cuatro cinco páginas cada una.

¿Cómo ha sido trabajar con Luis Durán como guionista?
Para empezar, para mí fue un gran chollo tener la oportunidad de colaborar con él. Soy fan de su trabajo y me parece uno de los mejores autores españoles del momento. Luis mima los textos y es muy cuidadoso con la selección de planos y el ritmo narrativo. Me pasó un guión muy detallado, pero siempre me dio total libertad a la hora de crear mi imaginario.

Te has sentido cómoda.
He disfrutado de mucha libertad creativa a la hora de poner en imágenes el guión de Luis, y también me he podido permitir el lujo de trabajar a mi ritmo. Además, he aprendido mucho con cada página.

¿Prefieres que las historias las escriban otros?
Un buen guión es para mí una enorme fuente de inspiración. Y la verdad es que, auque poco a poco voy almacenando en el cajón algunas historias de mi cosecha, aún no me parecen lo suficientemente interesantes como para plasmarlas en imágenes. De momento me siento más segura limitándome al terreno gráfico. Con el tiempo ya veremos.

¿Cómo definirías tu estilo? Es muy pictórico.
Sí, desde luego, tanto el proceso como el acabado son muy pictóricos. Esto es poco usual en el cómic. Por lo general se utiliza dibujo de línea y colores planos. Mi estilo resulta más lento y laborioso, pero me permite recrearme con luces y atmósferas de una manera más, por decirlo de alguna manera, cinematográfica.

¿Te consideras una dibujante de cómic o una ilustradora?
Siempre he tendido más hacia la ilustración. Para mí, ilustrar es contar todo lo posible en una sola imagen y resumir una historia en unos pocos golpes de vista. El cómic, en cambio, es como dirigir una película: hay que elegir una sucesión de encuadres, hacer actuar a los personajes, poner las luces y moverlas en cada perspectiva, y luego está el ritmo narrativo, las elipsis temporales… ¡Todo es más complejo pero más fascinante! Una vez te pica el gusanillo del cómic, es difícil no caer una y otra vez.

¿Qué te llena más?
No sabría decirlo. Cada medio tiene sus propias satisfacciones, pero ambos están, en el fondo, ligados a sentimientos y a historias que sacar a la luz. Eso es lo que me gusta hacer: contar en imágenes.

¿Tomas otros autores como referencia?
De todos los autores que admiro profundamente procuro aprender algo de manera inconsciente. Supongo que siempre se absorben muchas influencias, pero no he tomado referencias deliberadamente de ningún autor en concreto.

¿Cómo te enfrentas a la página en blanco?
En este caso partía de una espléndida planificación de viñetas y planos por parte de Luis. A la hora de dibujar cada escena, siempre empiezo por los bocetos de los personajes y, sobre todo, me gusta elaborar mucho la expresión de los rostros y las posturas de las manos. Si veo que funciona, sigo con el resto.

¿Por qué crees que el público femenino, en general, lee menos tebeos?
Hasta hace poco no había demasiados productos en el mercado destinados a enganchar a las adolescentes en el vicio del cómic. Los tebeos de superhéroes, que convirtieron a muchos chicos en lectores irredentos de historietas, no cuajan demasiado en el gusto femenino.

Muy a menudo se acusa al cómic de machista.
Creo que es como decir que el cine o la literatura son machistas. Hay obras para todos los gustos. Hay también cómic reivindicativo y con profundo mensaje social, pero sí es cierto que existe un mercado muy amplio cuyos productos son casi exclusivamente para el público masculino.

¿Qué se puede hacer para cambiar la situación?
Bueno, la reciente invasión del manga ha traído un montón de cómics con temáticas y dibujos muy dirigidos al público femenino, sobre todo al adolescente.

¿Crees que el manga está cambiando el panorama en este sentido?
Proporciona una gran oferta y variedad en géneros, como el romántico o el terror gótico, que atraen más a las chicas. No quiero decir que sean mejores productos que los cómics de superhéroes, pero al menos hay para todos los gustos. Ahora hay muchas chicas jóvenes aficionadas al manga. Con el tiempo, futuras y voraces consumidoras de todo tipo de tebeos...

¿Qué esperas del lanzamiento de "Cruz del Sur"?
Lo de siempre, ¡que guste mucho y se venda muy bien!

----
(*) Borja Crespo (Bilbao, 1971) escribe habitualmente sobre cómic en diferentes publicaciones, especialmente en el diario El Correo, es autor ocasional de historietas (las últimas incursiones, en El Manglar y Dos Veces Breve, y Dolmen Editorial acaba de anunciar que en 2009 le publicará un volumen de historias cortas titulado Te hiero), y ejerce de cabeza visible de la organización del Salón del Cómic de Getxo.

Texto de Borja Crespo, cedido para Guía del cómic. Entrevista realizada en 2004. Página creada en mayo de 2009.