comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Luis Bustos

Por Borja Crespo (*)

 

Portada de 'Endurance'

El dibujante madrileño Luis Bustos (Madrid, 1973), afincando en Barcelona, es padre del villano Zorgo, personaje grotescamente cómico con serie propia, recopilada en un tomo tras su paso por la revista juvenil Mister K. Su última obra, Endurance, supone un sugestivo cambio de registro en su carrera. En sus páginas retrata, aprovechando la fuerza de las viñetas, una expedición a la Antártida. Se trata de un relato de aventuras de corte clásico, una narración sobre el esfuerzo del ser humano, su tenacidad y determinación para superar cualquier obstáculo impuesto por la naturaleza.
     Bustos, colaborador gráfico en revistas como RockdeLux o Nosotros somos los muertos y diversos periódicos de tirada nacional, ha querido transmitir sensaciones al lector con la gesta de Endurance. Rayos y centellas y Residuos, ambas historias con guión de David Muñoz, son otros títulos de su cosecha. Esta vez le apetecía dar un giro radical en su trayectoria y enfrentarse a la particular odisea de realizar un libro extenso e histórico para entrenarse como autor completo en una novela gráfica.

¿Cómo nace Endurance?
Hace algo más de un año el museo marítimo de Barcelona programó una exposición relatando la aventura de Shackleton y su tripulación a través de las fotografías de Frank Hurley, fotógrafo de la expedición. Sus imágenes tenían tanta fuerza y el relato era tan fascinante que, cuando Planeta me pidió que les presentase un proyecto, tuve claro que era la historia que quería contar.

No pretende ser un documental...
No, no busco el detalle obsesivo. Interpreto lo que ocurrió e intento guiarme por un tono más emocional y psicológicamente intenso que racional.

¿Qué quieres transmitir?
Bueno, es el placer de la aventura, el redescubrimiento de esos grandes relatos de superación no sólo personal sino también a una mayor escala. Toda sociedad necesita héroes y retos con los que demostrar que no vagamos perdidos en el mundo.

¿Por qué elegiste exactamente esta historia?
Una cosa que me gustó mucho de un personaje como Shackleton es que, en cierta forma, era un "fracasado", pero a la vez un visionario. Con esta expedición cambió el paradigma de los héroes exploradores. Les dio una dimensión más humana y práctica. Todavía hoy se le estudia como un ejemplo de liderazgo en situaciones extremas.

¿Te documentaste a fondo?
A través del libro de Caroline Alexander Atrapados en el hielo, el documental proyectado en el IMAX y la miniserie para la BBC. El libro es rico en detalles, bien estructurado y se hace muy ameno ya que también funciona como novelización. Páginas de internet y Wikipedia han hecho el resto.

Es muy diferente a Zorgo, tu anterior trabajo recopilado en un tomo.
Si, me apetecía dar un giro radical y enfrentarme a mi particular odisea: realizar un libro extenso e histórico, estrenándome como autor completo. Aún así, creo que mi estilo emerge en todo momento a pesar de que el tono es dramático y más naturalista.

 

Portada de 'Zorgo'

Preséntanos a Zorgo.
Es un villano de serie B, un malvado pop sacado de tebeos de superhéroes o películas de James Bond. Es un tipo megalómano, y hasta cierto punto naïf, cuyo esfuerzo lo dedica exclusivamente a inventar planes de dominación mundial y hacer la puñeta a los estados democráticos y libres.

Sus desventuras aparecieron publicadas entre 2004 y 2006 si no me equivoco.
Maikel, el director de Mister K, me pidió algo relacionado con monstruos. Tras darle varias vueltas al asunto, le presenté a este tipo que más bien tiraba a científico loco. Les gustó la idea porque permitía un tipo de humor un poco más negro y ácido de lo habitual.

La ciencia-ficción es parodiada con gusto y atención.
Es un género al que le tengo mucho cariño, he crecido leyendo tebeos fantásticos, viendo películas como Planeta Prohibido o Blade Runner... Lo importante de la ciencia ficción es que es un buen vehículo para hablar de una manera más o menos sutil sobre lo que está pasando ahora mismo.

¿Inspiración?
Las películas del subgénero pavo-pretende-dominar-el-mundo-con-su-Commodore-64 y los noticiarios de Antena 3.

¿De dónde sueles tomar tus ideas en general?
De aquí y de allá. De lo que veo, leo... Ya me gustaría tener una máquina a la que le pudieses meter cuatro frases al azar y te crease en un pispas un gag estupendo. Lo gracioso es que en ocasiones uno lee algo relacionado sobre la corrupción urbanística o el creciente fundamentalismo religioso y después de darle varias vueltas termina aplicándolo en alguna aventura de Zorgo.

-Volviendo a Endurance, ¿cómo fue el trabajo?
Terminar el guión me llevo cuatro meses, eso incluía documentarme y dibujar el story con los diálogos... Fue lo más duro porque debía descartar muchos elementos, estructurar las secuencias y manejar la información para que el lector no se perdiera entre tanto dato y nombre. Después dediqué seis meses a dibujar a un ritmo endiablado las 174 páginas. Sorprendentemente, esta parte resultó mucho más cómoda y fluida. Disfruté muchísimo planificando las páginas, dándole profundidad con la trama, etc.

Referencias, no solo comiqueras en un momento dado...
Bueno, Lawrence de Arabia fue muy inspiradora, pero realmente Osamu Tezuka y su Fenix fue la obra que tenía en todo momento en mente. Su ambición y ese elegante estilo con el que planificaba cada página resultó inspirador. Otros dos nombres fueron decisivos a nivel gráfico, Jack Kirby y Jack Davis.

Pregunta inevitable: ¿situación actual del mundillo comiquero?
Creo que a nivel artístico está por encima de otros medios, como el cine o el teatro... Supongo que es debido a que, hasta cierto punto, sigue siendo un proceso artesanal y la conexión entre el autor y el lector es casi inmediata. En el aspecto comercial, espero que estemos a las puertas de una verdadera explosión, ya que cada vez hay más gente que se interesa por él. Tengo esperanzas pero la actual crisis puede llevar al trasto estas expectativas.

¿Qué veremos pronto con el sello Bustos?
Ahora estoy empezando a colaborar con El Jueves. No es una serie fija, de momento son "guindas" de tres páginas e historietas "especiales", en las que no me encargo de los guiones, por ahora prefiero trabajar con guionistas de la casa.  A finales de noviembre, coincidiendo con el Salón de Getxo, saldrá Zorgo 2: El mundo en sus manazas, recopilando las páginas de Mister K que no habían aparecido en el álbum anterior, todas las aparecidas en El Manglar y páginas inéditas que harán las delicias de jóvenes y no tan jóvenes. También estoy desarrollando una nueva serie para El Manglar, y tengo en mente (y trabajando sobre ello) la adaptación de una novela muy peculiar, para lo que sería mi continuación en el campo de la novela gráfica tras Endurance

¿A quién te gustaría asemejarte como artista?
Sólo quiero ser yo mismo y que un lector pueda reconocer mi obra. Ese es el verdadero reto.

Puedes vender tu ultimo álbum a un profano? 
¿Te gusta la aventura?, ¿te interesa la novela histórica?, ¿quieres sentir el frío de la Antártida cuando estés torrándote al sol en la playa? Bien, Endurance es tu libro.

----
(*) Borja Crespo (Bilbao, 1971) escribe habitualmente sobre cómic en diferentes publicaciones, especialmente en el diario El Correo, es autor ocasional de historietas (en los próximos meses está previsto que salgan a la venta Cortocuentos -con dibujo de Chema García- de la mano de Astiberri Ediciones y Te hiero con Dolmen Editorial), y ejerce de cabeza visible de la organización del Salón del Cómic de Getxo.

Texto de Borja Crespo, cedido para Guía del cómic. Publicada parcialmente en el diario El Correo el 17 de julio de 2009. Página creada en octubre de 2009.