comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista: Koldo Azpitarte

 

La idea de Reliquias era una especie de Indiana Jones de la época de las Cruzadas”

Al habla con el bilbaíno Koldo Azpitarte, mente inquieta donde las haya que además de escribir sobre tebeos también los hace. Es responsable del guión de la serie Reliquias, publicada inicialmente en Francia con dibujos de Angel Unzueta. Ve la luz en nuestro mercado de la mano de Evolution Comics, léase Panini. Se trata de un tebeo de época, cuya acción transcurre en la Edad Media. El director de la revista especializada Zona Cómic, ahora Z, nos habla de esta obra y de su faceta como teórico del medio.

Por Borja Crespo (*)

¿Qué es Reliquias?
Reliquias -Reliques en el original francés- es el título de una serie de álbumes originalmente realizada para el mercado francés y más concretamente para la editorial Glenat. Lo que ahora se edita en España es el primer arco argumental, una historia completa en dos álbumes que fueron publicados en Francia en el 2012 y 2013.

¿Cuál es su germen?
Fue un viaje a París con mi mujer. Estábamos visitando la Sainte Chapelle, iglesia  que albergó en su interior una fabulosa colección de reliquias sagradas de al cristiandad y allí mismo se me ocurrió la idea de realizar una serie en la que una especie de Indiana Jones de la época de las Cruzadas consiguiera reliquias para Luis IX. Años después le conté la historia a Angel y le gustó lo suficiente como para presentar el proyecto que finalmente vio la luz.

¿Cómo es publicar primero en el mercado francés?
Era una necesidad por varios motivos. Por un lado, Angel es un dibujante profesional, que se gana la vida con su trabajo y necesitaba un contrato y una correcta remuneración para dedicarse dos años completos a dibujar estos álbumes. En mi caso, lo compagino con mi trabajo y era  una cuestión de otro tipo. El hecho de que yo ya fuera conocido en el mundo del cómic como critico y divulgador hacía un poco más complicado mi debut como guionista, ya que al conocer a todos los editores, siempre me quedaba la duda de si estaban juzgando objetivamente mi trabajo o no. Al trabajar para Francia, donde evidentemente nadie me conoce, no tuve que pensar más que en tratar de realizar mi mejor trabajo, que no es poco.

¿Cómo compaginas las labores de autor y teórico del medio?
Como puedo, ya que tengo muy poco tiempo y debo robar muchas horas al sueño. Dirigir una revista como Z, la revista de la asociación de librerías Zona Cómic, es un trabajo bastante duro, ya que requiere de una dedicación mensual continuada, pese a que contamos con unos magníficos colaboradores. Además escribo en Dolmen desde hace quince años y no voy a dejar de hacerlo, por lo que mi tiempo para escribir guiones es relativamente escaso. Se que debería dejar de escribir sobre tebeos y dedicarme sólo a hacerlos, pero me cuesta mucho dejar de hacer algo que llevo quince años haciendo.

Portadas de la edicion original francesa de Reliquias y la cubierta de la edición española
 
¿Cómo te has documentado para el guión?
La documentación es el momento más divertido de todos. Leer sobre Las Cruzadas, aprender sobre los complejos motivos económicos tras el conflicto me aportó una visión distinta sobre un periodo fascinante. Luego viene el momento de leer obras de otros autores ambientadas en la misma época. Aquí es donde el terror a encontrar un argumento similar al tuyo provoca sudores fríos. No se disfruta gran cosa como lector pero es un test razonable para saber cuánto debes invertir en documentación para hacer creíble la obra. En el caso concreto de Reliquias no encontré ningún cómic que me sirviera de referencia, ya que no encontré obras históricas de ese periodo ambientadas en los lugares que nuestros personajes visitan. En el fondo me tranquilizó saber que a pesar de haber muchas obras medievales, ninguna había explorado nuestro camino.

¿Qué le recomendarías a alguien que empieza en el mundo de la historieta?
Que tenga otra fuente de ingresos. Parece un chiste pero no lo es. Hay poca gente que pueda ganarse la vida haciendo cómics y desde luego, escribiéndolos es prácticamente imposible, tal vez Juan Díaz Canales sea la excepción. Si hablamos de dibujantes, trabajar para el mercado americano da ingresos pero a costa de ser parte de un enorme mecanismo de producción sin derechos de autor. Si uno quiere dibujar sus propias historias y conservar los derechos tiene dos opciones: trabajar para el mercado francés, que también tiene sus importantes condicionantes editoriales, o dedicarse a hacer novelas gráficas, un camino más incierto y de menor rentabilidad económica pero que es el que garantiza la libertad creativa total. Si estas dispuesto a trabajar mucho sin recompensa económica inicial, adelante: ¡el futuro es tuyo!

----
(*) Borja Crespo (Bilbao, 1971) escribe habitualmente sobre cómic en diferentes publicaciones, especialmente en el diario El Correo, y participa en la organización del Salón del Cómic de Getxo y el GRAF. También ha escrito los dos libros de microrelatos ilustrados Cortocuentos con dibujo de Chema García y varios autores (Astiberri, 2009 y 2012). Puedes seguirle en su blog y en Twitter, y leer otras entrevistas suyas publicadas en esta web.

Entrevista de Borja Crespo, inédita hasta su publicación en Guía del Cómic. Página creada en noviembre de 2014.