comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista: Josep Busquet

Por Juan Manuel Anguas "Angux" (*)

 

Portada de 'Puntos de experiencia' (Dibbuks)

Josep Busquet (Barcelona, 1975) es uno de los guionistas mas prolíficos del mercado español, cuyo nombre resultará familiar a más de un lector por títulos como Manticore (con Ramón F. Bachs, 1996-98) y La revolución de los pinceles (con Pere Mejan, 2008), además de ser uno de los pilares actuales de la veterana revista-fanzine de humor Amaníaco. Hace unas semanas Dibbuks ha puesto a la venta su último trabajo hasta la fecha, Puntos de experiencia, una novela gráfica con dibujos de Pere Mejan que ha motivado esta conversación con el autor.

En Puntos de experiencia utilizas el rol como hilo conductor de una historia cotidiana, que habla sobre la amistad y las relaciones. ¿Porqué el rol? ¿Eres o has sido jugador de rol?
Claro, los dos hemos jugado a rol y Pere ha sido especialmente Master y de hecho, siempre que surge la ocasión sigue ejerciendo. El problema es que cada vez es más complicado encontrar tiempo para organizar una partida, al menos en mi caso, desde que soy padre no he jugado ni una partida. Contestando a la otra parte de la pregunta, uso el rol porque es algo que los dos conocemos bien. La idea surgió de forma bastante espontanea, como todos los proyectos que hacemos juntos, comentamos algo y sin darnos cuenta ya tenemos un proyecto nuevo (luego hay que engañar a alguien para que lo edite, claro). Creo que el mundo del rol además ofrece muchas posibilidades argumentales y narrativas. Aunque, en realidad lo principal de la historia no era hablar sobre rol ni reivindicar nada, la intención era la de contar la historia de alguien que retoma una amistad perdida, que se ha deteriorado, de como se da cuenta de que los verdaderos amigos lo perdonan todo y son aquellos que a pesar de que haga meses que no los ves, cuando coincides con ellos no hay reproches y te comportas con normalidad. Y esto podría haberlo explicado con roleros, con surferos, con aficionados al patchwork o al coleccionismo de figuritas de Mi Pequeño Pony. O al menos esa era mi intención, espero haberlo conseguido. Hasta ahora, por las reseñas que he leído parece que sí.

Tus personajes femeninos, en puntos de experiencia, rozan la maldad y los masculinos el fracaso.
Salieron así esta panda. La verdad es que casi nadie queda bien en el cómic, solo quizás la dueña de la librería y las hijas del protagonista. Sin desvelar demasiado de la trama, hay dos señoras malvadas porque convenía a la historia. El que crea que los personajes de mi historia son una representación de como creo que son los roleros o las mujeres está equivocado (risas). Estos son así de tarugos y se comportan como si tuvieran quince años al igual que hay otros que juegan de la forma más normal del mundo. Es curioso como a veces, la gente parece creer que si escribes sobre dos personajes que son, por ejemplo, bomberos pretendes crear dos arquetipos dos personajes que representen a todo el mundo de los bomberos, cuando eso es imposible. Que salga una mujer que sea lo peor no quiere decir que crea que todas las mujeres son así, claro. Vienen bien a la historia que sean así y punto. Al igual que en alguna otra historia vendrán bien que sean de otra forma. Pero bueno, no puedes tener a todo el mundo contento, habrá quien, si haces diez personajes masculinos gilipollas pensará que está bien, no verá nada raro, pero si haces un personaje femenino gilipollas te dirá de todo porque cree que es una degradación del rol de la mujer, una representación machista, etc... Para mi igualdad es que haya tontos y tontas, buenos y buenas, cabrones y cabronas.

El hilo conductor es el rol, pero cualquiera, aunque no haya jugado al rol nunca disfruta de su lectura
Esa era la idea, no quería hacer algo que solo pudieran disfrutar los que juegan o han jugado a rol. Aunque está claro que hay guiños y determinados detalles que ellos apreciarán y puede que pasen desapercibidos para alguien que no sabe ni lo que es el rol. Detalles minúsculos que no afectan a la lectura, una especie de añadido extra.

El guionista viene a ser lo que es el Master en el rol. ¿Es esta afirmación real? ¿Qué les asemeja y qué les diferencia?
Se parecen en que los dos preparan la historia o la adaptan para que los jugadores o los dibujantes disfruten (o sufran) la historia. Ahí se acaban las similitudes y coincidencias. En el rol, los jugadores, aunque les estropeen las partidas, saben que los masters son imprescindibles para echar una partida. En el cómic, cualquiera puede ser guionista, claro (risas).

 
"Me gusta escribir todo tipo de géneros y de formatos. Me siento cómodo haciendo de todo."

Eres un guionista muy prolífico que es capaz de contarnos cualquier historia: En La revolución de los pinceles asistimos a una historia de aventuras en la edad media con dibujantes como protagonistas; en Bacon and friends un perro nos contará mediante historias cortas su día a día; en L' Étrange cas du Dr Jekyll et de Mr Hyde (inédito aún en España) adaptas al tebeo la famosa novela de Stevenson; en Arquitectura para principiantes nos adentras en historias cortas con la arquitectura como punto de unión…. ¿Hay algún género que se te atragante especialmente o en el que no te sientas tan cómodo?
Pues creo que no, me gusta escribir todo tipo de generos y tipos de formatos. Lo cual no quiere decir que los haga bien todos, claro (risas). Pero al menos me siento cómodo haciendo de todo, incluso dentro de cada genero me gusta variar, por ejemplo en el humor. Me gusta mucho escribir gags y dentro de la revista Amaniaco, por ejemplo me gustaba tanto escribir un humor más fino, como uno más zafio o otro más surrealista y absurdo. Lo cual contribuye, claro, a que alguien le pueda gustar una parte de mi obra y otra no.

Normalmente trabajas con un guión hecho a medida, o pensado en un dibujante en concreto. ¿Qué viste en Mejan, a parte de su calidad como dibujante, para que dibujase esta historia?
La historia nació de forma natural para que la dibujara Pere. Creo recordar que fui yo que le dije de hacer la historia de uno que se divorcia y recupera la amistad con sus viejos amigos, pero muchas otras veces la idea inicial surge de él. Como el Jirón, por ejemplo. Eso no quiere decir que esta historia no la hubiera podido dibujar otro pero sería bastante diferente, la habría escrito de otra forma y puede que hubiera cambiado el final o algunas escenas.

¿Qué destacarías de Mejan como dibujante?
Tiene muchas virtudes, no soy muy imparcial claro. Creo que destaca creando atmósferas y ambientes, ya sea con cuatro líneas o de forma elaborada nos lleva a una taberna llena de gentuza o a la habitación de un palacete. Tiene una gran capacidad de trabajo y volumen de producción. Y, entre otras cosas más, es alguien que le gusta aportar ideas, que no se limita a dibujar lo que le echen (aunque es un profesional y también podría hacerlo).

Según palabras de la editorial: "nos habla de los personajes que representamos ocultando la autentica persona que llevamos dentro". Según tu opinión, ¿Cuánto de cierto hay en esto? ¿Crees que representamos varios personajes dependiendo de con quien estés en ese momento? ¿Por qué te ha interesado profundizar en esta idea?
Bueno, una de las características del rol es interpretar otros personajes alejados a ti, meterse en la piel de otro tipo de carácter, de personalidad, etc. Luego hay otros que siempre llevan al mismo tipo de personaje, en el cómic hay ejemplos claros (risas). Es una de las cosas que hacían interesante hacer un cómic con personajes que juegan a rol. De todas formas, sí creo que en la vida real se interpretan diferentes personajes según la persona con la que se esté en ese momento. Gente que con un cierto circulo de amigos es alguien tímida y callada con otro grupo de amigos puede ser el centro de atención. La gente influye a los demás en su comportamiento ya sea para bien o para mal.

También se habla en vuestro trabajo de la verdadera amistad, aquella que no se deja vencer por el tiempo
Es lo que comentaba antes, es un tema muy interesante, que da mucho juego, la amistad, en este caso esa amistad verdadera a prueba de bombas, la que no tiene reproches ni malas caras. O los tiene pero luego se olvidan, dejando atrás malos rollos e intentando quedarse con los buenos momentos.

La historia deja la puerta abierta a una continuación, ¿O das este trabajo por terminado?
Es una historia autoconclusiva pero podría explicar más historias con estos personajes. Inconsciente siempre pienso más historias con los personajes de mis cómics, posibles continuaciones, salvo si mueren al final, claro (risas).

En un momento del libro, habláis de lo mal visto que estaba el juego de rol en aquellos años, sobretodo después del "asesino del rol" al que hacéis referencia en vuestro tebeo. ¿Se criminalizó el rol socialmente? ¿Cuál crees que fue el motivo?
El mismo motivo por el que se considera al cómic como un arte menor, algo que no merece estar a la misma altura que otros tipos de entretenimiento o de arte: la ignorancia. Tanto por parte de los periodistas que cubren el caso como por las familias o amigos que, malinformados creen que es algo peligroso o raro.

Puntos de experiencia está cosechando muy buenas críticas en las webs y los blogs dedicados al mundo del tebeo. Tras tantos años de profesión, ¿Cómo te tomas estas críticas? ¿Se ha convertido este en tu trabajo más laureado? ¿A qué crees que se debe?
Pues hace mucha ilusión porque uno escribe cómics para que la gente los lea. Y alegra ver que gusta, tanto a lectores habituales como a jugadores de rol que se sienten identificados. No sé a que se debe que este cosechando más criticas que otros trabajos, si lo supiera estaría produciendo en masa (risas) supongo que de vez en cuando das con algo que gusta más ya que hay puesto el mismo cariño que cualquier otro de mis cómics.

Todo comienza con una ruptura, la de Alberto (el protagonista) con su mujer, que acaba abandonándole y llevándose consigo a sus dos hijas. ¿Qué crees que es más difícil encontrar la pareja ideal o un buen dibujante?
Yo he tenido mucha suerte, nunca he tenido problemas para encontrar dibujante. Eso no quiere decir que todos mis proyectos hayan salido adelante (ojalá) pero si que, afortunadamente, no se me ha quedado ninguna historia en el cajón por no encontrar quien la dibuje. Se han quedado por otros motivos.

En caso de ruptura, ¿Es el dibujante quien se queda con la casa, el coche y los niños?
Dependerá de cada caso, supongo. Yo no he tenido ninguna ruptura, solo tal vez algún abandono pero de aquellos de "voy a por tabaco, ahora vuelvo". Algunos lo hacen. Si hubiera ruptura, en mi caso se quedaría la cosa ahí, ni para uno ni para otro, el proyecto iría a un cajón. Siempre escribo a medida para los dibujantes con los que trabajo, si ese dibujante no lo hace, no lo va a hacer nadie. Aunque tal vez es algo que debería cambiar (risas).

¿Qué crees que da mayor puntos de experiencia en la vida? ¿Y en la vida de un guionista?
Supongo que hacer cosas que no has hecho antes, es como más se aprende, claro. Y en el caso de un guionista igual, leer cosas que no habías leído antes, conocer sitios y cosas nuevas. Todo contribuye a tu trabajo.

Si el comic español fuese un tablero de rol, de todos sus "personajes", (Dibujante, guionista, colorista, editor, distribuidor, tendero...) ¿Con cual piensas que sería más sencillo jugar?
Bueno, creo que lo más sencillo y mejor ahora mismo es ser lector, compras tus cómics y disfrutas de este gran momento en el que se encuentran más joyas que nunca en las estanterías. El problema es que la mayoría de lectores forman parte también del gremio. Al igual como en el cine la mayoría de espectadores ven una película y no se plantean en la vida hacer una, en el mundo del cómic español yo creo que el 90% forma parte del engranaje o bien se lo plantea y aspira a ello.

Recomiéndanos un tebeo
Voy a recomendar tres cómics que incomprensiblemente no he visto aun en ninguna lista de lo mejor del año. Primero, No despertéis al ser que duerme de Jali (editado por Astiberri) que recopila los primeros trabajos de este gran autor. Es colega y no soy imparcial pero me parece un titulo imprescindible y añade una nueva historia para los que tengan ya esas obras. Y por otro lado, recomendaré uno extranjero, Lincoln 2 de Jérome, Olivier y Anne- Claire Jouvray (editado por Dibbuks), una pequeña maravilla, un cómic del oeste (genero que me encanta) con una premisa peculiar que no voy a revelar aquí para no chafar la lectura. También quiero recomendar Peret que buscaba que buscaba a la muerte de Zar (editado por Diábolo), una joya que lamentablemente dejó inconclusa por que nos dejó de forma prematura e injusta hace un año. Son tres grandes tebeos que en mi opinión deberían estar en todas las listas de lo mejor del año pero, como tantos otros títulos, creo que injustamente han pasado desapercibidos.

----
(*) Juan Manuel Anguas "Angux" (1975), es uno de los impulsores de Escoge (Escenario del Cómic de Getafe), una jornadas culturales sobre historieta que en 2012 han celebrado su segunda edición. También ha escrito varios blogs sobre cómic, como La Caraviñeta, El Hojeador o Autores en obras.

Entrevista realizada por Juan Manuel Anguas "Angux" para su publicación en Guía del Cómic. Página creada en diciembre de 2012.