comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Bonache

Por Xavier Àgueda (*)

 

Autoretrato del autor

Bonache (Barcelona, 1978) es es uno de los más grandes del panorama del webcómic español, al que se puede seguir actualmente en su blog Hello Bonache. Al poco tiempo de empezar a poner sus cosillas online, colaborando en diferentes webs especializadas y en su propio blog, ya dió el salto a revistas en papel como ¡Dibus!, Dolmen o PC Today, y en los últimos meses ha dado sus primeros pasos en el mítico semanario El Jueves.

A diferencia de otros webcomiqueros, no se nota evidentes progresos en su estilo, porque ya parecías ser un crack cuando empezaste a publicar online. ¿Cómo es posible? ¿A ti quién te enseñó a dibujar cómics?
Bueno, yo sí que creo que mi estilo ha cambiado muchísmo a lo largo de estos años. De hecho, cuando veo mis primeros dibujos publicados en web me parecen horrorosos y si algún día recopilara las Gaviotas, las redibujaría todas. En cuanto a lo de aprender a dibujar, digamos que soy autodidacta. No fui a ninguna escuela de dibujo (aunque me hubiera encantado), sólo me dediqué a dibujar y a leer un montón de cómics.

De todas formas, aunque el dibujo sea impecable, yo diría que la gracia sigue estando en los guiones. ¿Cuanto tiempo dedicas a una cosa y a la otra?
Depende mucho del trabajo, pero podría decir que un 50% a cada cosa. A veces los guiones me cuestan muchísimo y el dibujo me parece más fácil. Otras veces me ilumino y la cosa del guión es rápida y luego se me atraganta el dibujo o el color. También en ocasiones se me ocurre un guión graciosísimo y cuando lo voy dibujando me parece que no tiene ni pizca de gracia… en resumen, soy un neuras.

Y sin embargo también tienes un trabajo serio, de día. ¿Cómo logras compaginar una cosa con la otra?
Con dolor, sangre y sudor… ¡no es broma! Ya sabéis eso de que es muy difícil ganarse la vida sólo como dibujante y demás, y es cierto. Afortunadamente, puedo compaginarlo con otro trabajo, pero algunas semanas sacrifico horas de sueño o de ocio para poder entregar a tiempo. Sueño, algún día, poder vivir sólo del digno oficio del dibujante.

Empezaste pues a publicar en Es la hora de las tortas. ¿Cómo surgió la cosa?
Todo fue culpa de Rafa Domene. Ser amigo del dueño es un buen enchufe. Rafa me propuso que hiciera dibujillos para la página y yo, en la medida de lo posible, iba haciéndolos.

¿De qué iba tu serie en la Tortas?
Bien bien no era una serie. Más bien eran dibujos sobre superhéroes que me hacían gracia combinados con chistes groseros, pero no tenía una continuidad.

Pero pronto te independizaste y abriste tu propio blog. ¿Qué tal fue? ¿Tuvo buena acogida?
Abrí mi blog justo en el momento del boom de los blogs. Vi que era francamente fácil publicar en ese formato y me lancé a ello. Tuvo muy buena acogida y yo me lo pasaba muy bien publicando los dibujos y tonterías que se me iban ocurriendo.

     
Fragmentos de una de sus colaboraciones en el blog Es la hora de las tortas y de una entrega del "Consultorio Sexual del Doctor Enema", una primeriza tira de Gaviotas, y viñeta de su serie para la revista ¡Dibus! de Norma Editorial. Clic para ampliar.

Creaste nuevas series y nuevos personajes. Mi favorito era el Doctor Enema.  Cuéntanos un poco sobre él.
¡Ay, el Doctor Enema! Me sorprende cuánta gente aún me pregunta por él. A saber por dónde andará... Basicamente era una serie hecha para ser provocadora y para eso, hablar de sexo y cosas raras siempre funciona. Después del Doctor Enema mucha gente piensa que soy un degenerado. No me molesta.

Antes de Enema habrá habido mil parodias de consultorios sentimentales, pero el suyo era el más desgarrador, porque, aunque parezca que ya estaba todo dicho en el género, todavía cruzó unas cuantas rallas y rompió algunos tabús.
Me halaga usted. Ya que el tema estaba ya tan trillado, intenté tirar por sitios escabrosos y poco iluminados, y a la gente le gustó. Todos somos unos degenerados, reconozcámoslo.

Y te ficharon en Yonkis.com.
Gente verdaderamente maja los de Yonkis. Yo lo que hice fue venderles la moto para que me publicaran en su web y así aprovecharme de su tremendo tráfico de visitas.

¿Y el buen doctor no va a volver?
Nunca digas nunca jamás, pero lo veo difícil. Ahora mismo no me veo volviendo a ese tipo de gags.

Y luego, si no me equivoco, vinieron las Gaviotas.
Las Gaviotas inaguraron mi blog. La idea surgió de un libro en el que se trataba el tema del lesbianimo en plan pseudocientífico. Comentaban que en algunas especies de animales existía lesbianismo y como ejemplo explicaban el caso de un grupo de gaviotas de California y un grupo de vacas. Como las gaviotas eran más fácil de dibujar, las elegí a ellas y partí de esa idea para preguntarme qué sería de las gaviotas macho sin sus hembras.

Eso de explorar el comportamiento de animales macho privados de contacto con sus hembras se prestaba a diálogos que parodiaban las típicas conversaciones de machotes en la barra del bar... Un juego delicado en tiempos de lo políticamente correcto. ¿Recibiste alguna queja?
Pues sí que recibí varios mails de féminas molestas. Yo intentaba hacerles ver que sólo era la forma de pensar de unas gaviotas machistas y descerebradas y, evidentemente, nada que ver con mi manera de pensar. Pero ya se sabe que, cuando se intenta provocar, todo el mundo cree que lo que dice el autor son sus principios. Realmente absurdo.

Y ahí ya das el salto al papel y te ficha Norma Editorial para ¡Dibus!... ¿Cómo encaja el padre del Doctor Enema en una revista infantil?
La cosa fue que el editor de entonces de la revista ¡Dibus! se puso en contacto conmigo directamente diciéndome que le gustaban mis dibujos y que me quería en la revista (¡te quiero Álex!) y a partir de ahí comencé a trabajar con ellos. Evidentemente el tono no tenía nada que ver con lo que hacía para el blog, pero como los niños son divertidísimos, no me costó demasiado adaptarme a su humor.

     
Tiras para Anait Games (viñeta de Gaviotas de temática "videojueguil"), Zona Negativa y Dolmen (tira de Mariquita Man) y fragmento de Almost Heroes. Clic para ampliar.

Y empezaste a colaborar con Anait Games.
Soy un apasionado de los videojuegos. Me harto de escuchar potcasts de videojuegos, tengo más de una consola en casa, pero nunca tengo tiempo para jugar. He de reconocer que tampoco tengo la destreza ni la perseverancia necesaria para acabarme ningún juego, pero me fascinan. Y colaborar en un web de videojuegos era algo que me encantaba.

Y luego empiezaste a colaborar también con Zona Negativa. Ahí nació tu nuevo personaje, Supermam.
Supermam era una idea que tenía en la cabeza desde hacía bastante tiempo. Era una madre con superpoderes criando a un niño normal con mucha necesidad de atención. Eso crearía un conflicto con el trabajo de superhéroe de la madre. La idea me sigue pareciendo buena, pero tenía que pulir ciertas cosas y la serie no terminó de conectar con el público que visita Zona Negativa, así que la aparté.

Y luego Dolmen.
Otra vez fue una suerte que el editor de la revista me llamara porque le gustaba lo que hacía. Estuvimos un tiempo tanteando y al final comencé a publicar mensualmente en la revista con tiras de las gaviotas y temas de superhéroes. Luego la temática fue orientándose más hacia propiamente los superhéroes y abandonando a las Gaviotas (snif) y finalmente me inventé a Mariquita Man, un superhéroe cazurro y absurdo.

Publicas también el comic-book Almost Heroes.
Medea se puso en contacto conmigo y me planteó el proyecto. Fue un encargo al 100% y aprendí un montón con el proyecto. En general fue una experiencia provechosa, pero hoy por hoy hubiera cambiado un montón de cosas. Hoy día no sé si volvería a hacer otro encargo de parodia, pero nunca se sabe.

     
Detalle de una historieta para 'PC Today' sobre Mario Bros, logo y tira de 'Furor Ochentero' para 'El Jueves', muestras de su trabajo en el videojuego 'World Stars Soccer' (ilustración y fotografía del autor trabajando en el mismo) y del webcómic Platos Combinados (posible portada del futuro recopilatorio y la entrega número 8). Clic para ampliar.

Y luego PC Today del gigante editorial Axel Springer.
Con PC Today sí que fui yo quien les insistió para que me dejaran colaborar con ellos. Fue genial trabajar para la revista haciendo gags sobre geeks de la informática. Era una gente hiperprofesional y majísimos. Lo que pasó es que las ventas de la revista no iban muy bien y con la crisis tuvieron que cerrarla y fue realmente triste.

Y El Jueves.
Yo había enviado varias veces muestras a El Jueves, pero no me decían nada. Luego, un día me presenté a Monteys en un Saló del Còmic y resultó que me conocía y le gustaba lo que hacía, así que me dijo que le enviara algún proyecto. De ahí surgió Furor Ochentero y les gustó, así que fui publicando en la sección de tiras de la revista.

También has trabajado en el mundo de los videojuegos.
Tiene gracia, porque en un principio comencé trabajando en un videojuego para la consola DS y la cosa parecía que no iba a ver la luz. Finalmente el proyecto se está reconvertiendo en una aplicación para iPhone y me hace un montón de ilusión que finalmente los dibujillos puedan ver la luz. También ha sido una experiencia de la que aprendí un montón y un gustazo trabajar con los programadores. (Nota del editor: apenas unos días después de publicarse esta entrevista, el videojuego se puso finalmente a la venta, se trata de World Stars Soccer Puzzle Edition).

¿Y ahora? ¿Qué es lo último que estás tramando?
Pues estoy con una serie online de gags oscuros y llevados al extremo llamados Platos Combinados, inspirados en el Idées noires de Franquin. Me gustaría tener más tiempo para dedicarles, pero entre las entregas mensuales, el Furor Ochentero, trabajos para empresas publicitarias y proyectillos que van saliendo, no me queda mucho tiempo para dedicarles. Igualmente se podrán descargar de manera gratuita próximamente a través de App Store.

Genial. Y, para despedirnos, un clásico de las entrevistas: ¿algún consejo para los que quieran dedicarse a hacer cómics?
¡Echarle horas y ponerle ganas! Dibujar y dibujar hasta que sangren los dedos como a Miyazaki y leer cómics sin parar.

----
(*) Xavier Àgueda (Barcelona, 1979) es ingeniero, profesor y dibujante de cómics. Ha publicado en TMEO, Cretino, Kristal, El Escéptico y en varios fanzines y sitios de internet, incluyendo la versión online del periódico 20 Minutos. Es autor de los cómics del Listo y de El gran libro de la cinefilia, y responsable de Clicómics.com. El próximo 31 de marzo se pondrá a la venta El Listo, el primer recopilatorio de su webcómic, "apadrinado" por TMEO.

Entrevista de Xavier Àgueda para Guía del cómic. Página creada en marzo de 2011.