comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

Entrevista a Aitor I. Eraña

Por Xavier Águeda (*)

 

Portada de 'R.I.P' (Diábolo, 2010)

Aitor I. Eraña (Vitoria, 1985) es otro clásico del webcómic español, pero da toda a impresión que lo suyo con el webcómic para él ha sido “sólo” una plataforma de lanzamiento para currar en papel, como los dibujantes serios. Y quizá ahora mismo su trabajo más popular es la serie R.I.P, publicada recientemente por Diabolo, o su serie Dictaburra en El Jueves, pero también es el responsable de clásicos online como Área 66, Htv, Freaks y vete tú a saber cuantos más... Y todo eso con la mano izquierda.

¿Por qué con la mano izquierda? ¿Perdiste la derecha en un accidente de dibujo?
No, no, el dedicarse a dibujar ya es bastante accidente de por sí. Nací sin la mano derecha, y por eso la gracieta de titular mi blog "Con Mano Izquierda", que además es la expresión usada para referirse a hacer algo con astucia, saber zafarse de las situaciones difíciles. Viene bien.

¿Cuantos webcómics tienes?
Demasiados: en “Con Mano Izquierda” están Área 66, Freaks y Htv; en Deviantart empecé a postear unas tiras directamente en Inglés tituladas Out of the Farm! como entretenimiento, y ahora R.I.P. No se me da muy bien medir la situación y empiezo más cosas de las que puedo manejar, me encanta inventar historias, diseñar personajes, pero fallo en la ejecución. Creo que necesito ayuda.

¿Y hay alguno de todos tus webcómics que sea tu favorito o en plan padrazo te los quieres a todos por igual?
Me divierte un montón dibujar Área 66, sobre todo a Bert y a Giv y tengo mucho cariño a los personajes de Out of the Farm!, desde pequeño me ha encantado siempre dibujar animales.  Freaks me gusta también por que puedo decir lo que pienso de algunas cosas sobre cómics, cine... pero le tengo un poco de manía por que hay veces que se me va de las manos y me dejo llevar por lo que el lector quiere. Htv viene a ser el hijo para el que tienes grandes planes, y R.I.P. me deja usar humor negro. Todos tienen su encanto, pero ahora mismo quiero reencontrarme con Área 66 y con Htv, y dejar descansar Freaks.

Cuando haces por ejemplo R.I.P., que es quizá tu webcómic más popular, ¿tienes algún publico concreto en mente?
Ante todo me tiene que gustar a mí, así que supongo que no está pensado tanto para una edad concreta como para alguien con aficiones y gustos parecidos, para que pueda pillar las referencias a pelis, cómics, libros... de todas formas, procuro no pasarme de referencial, tampoco tengo un bagaje tan grande, luego la gente realmente culta viene hablándome de autores, obras y películas que no conozco y quedo como un tontaina. Después si el humor que hago es apropiado para según qué edades es cosa de terceros, yo no me meto.

He oído gente que lo comparaba con El joven Lovecraft. ¿Cómo lo ves? ¿Lo considerarías una influencia?
No, realmente no es una influencia para R.I.P., creo que El Joven Lovecraft tiene otro tipo de humor y  otra forma de tratar el tema en torno al que gira la tira, pero me parece comprensible que ambas obras sean puestas a comparar: ambas atraen a un público similar y coinciden en ciertos temas. Lo que sí mantengo es que El Joven Lovecraft es un referente para los autores, como pionero en dar el salto del webcomic al papel y seguir además una línea paralela en el mercado español. Oliver y Torres han dado con un producto sólido, con carácter propio y capaz de fidelizar a los lectores, que es lo que todo autor que quiera comercializar su obra debe intentar conseguir.

¿Alguna influecia confesable?
Pues mis influencias para R.I.P. giran más en torno a Terry Pratchett, Tatsuya Ishida y su tira Sinfest.

¿Y en tu trabajo en general?
Muchos, muchísimos: Francisco Ibañez y Jan fueron mis referentes tanto en dibujo como en humor durante mucho tiempo. Mike Mignola, Rumiko Takahasi, Eichiro Oda, Lewis Trondheim... también han dejado su huella, tanto por ser grandes contadores de historias como por su estilo de dibujo. Del mundo de la animación también me han influenciado muchos artistas como Bruce Timm, Gendy Tartakovsky o Craig McCracken. Y en cuanto a la tira cómica, Frank Cho, el ya mencionado Tatsuya Ishida o Mark O’Hare han dejado su marca entre otros, te enseñan a mirar las cosas desde otro ángulo y convertirlas en algo gracioso. Así, en general :-P

     
Detalle de una entrega de cuatro webcómics de Aitor I. Eraña: 'Out of the farm' (tira del año 2009), 'Htv' (2007), 'Área 66' (2009) y 'Freaks' (2010) respectivamente (clic para leer).

Casi nada. Y de Htv, ¿qué nos cuentas?
Ese es el tema, que quiero contar muchas cosas. Desde el comienzo, me planteé Htv como una historia que se desarrolla en cinco o seis arcos cerrados. Ahora me encantaría terminar el primero, pero desde que lo empecé hasta ahora encuentro que hay cosas que puedo (y debo) mejorar del guion, y tengo que revisar todo el primer arco. Pero ya hay páginas abocetadas y pendientes de entintar y subir, y tengo muchas ganas de que la gente pueda leerlo todo. Tengo que hacerlo, porque Htv, es ahora mismo, la posibilidad de demostrar que también me manejo en historias largas, no solo en tiras cómicas.

¿Y sobre Área 66?
Área 66 nació el verano justo antes de irme a la universidad, como el intento de “ponerme serio” y empezar a hacer obras de calidad y destinadas a durar (poner risas enlatadas aquí). Decidí que la tira cómica era más manejable para este fin, y tras rediseñar muy mucho unos personajes que me inventé con quince años llamados “Los Interplanetarios” y diseñar una historia atractiva, me puse a ello. Me gusta Área 66, es una tira muy gamberra para la que tengo muchas cosas pensadas, me encantará verla un día publicada, pero la comencé con una técnica un poco fea y necesita un buen lavado de cara... da igual, mi prioridad ahora mismo es continuarla cuando pueda.

¿Y sobre Freaks?
Freaks nació justo después de Área 66 en mis primeros años (¿el primer año?) de Universidad. Tenía curiosidad por ver si podía hacer chistes en referencia al mundillo friki, a los cómics, al cine... a esas cosas que a todo el mundo gustan y del que todos tienen opinión. Así que durante las clases, en un cuadernillo empecé a dibujar directamente a boli las primeras tiras y... el resto es historia.

Antes decías que ibas a darle un descanso a esta serie.
Sí... Porque llega un punto en el que se me va de las manos y dejo que los lectores me influencien demasiado a la hora de dibujarlo, y si haces las cosas por tener lectores antes que por disfrutar, y más en el caso de un cómic que comenzaste por divertirte, algo falla. No es que sea malo intentar contentar al lector, de hecho es lo que un autor debería procurar en su justa medida, pero hay que encontrar un equilibrio.  Total, tampoco hay para tanto, no es que sea ni medio famoso, así que mientras pueda intentaré serme fiel a mí mismo y no pensar tanto en el contador de visitas. Además, ahora aprovecho no tener que pensar nuevas tiras para mover Freaks por las editoriales y ver si puede unirse a R.I.P en las estanterías. Deseadme suerte.

No la necesitas. Pero te la desearemos igualmente. A ti y a tu Freaks. Pero oye, hoy en día la palabra freak se ha popularizado un montón y se ha vuelto un poco polisémica. ¿Qué es para ti un freak?
Pues supongo que vendría a ser alguien que se sale de lo normal, alguien con conductas y motivaciones que parecen extrañas al peatón común... pero no tiene por qué ser algo malo, aunque como dices es una definición muy amplia y cabe de todo en el saco. Supongo que es alguien muy apasionado con sus aficiones y gustos, y que lo expresa sin tapujos.

¿Tú mismo te consideras freak?
Un poco friki sí que soy, pero lo mantengo dentro de los parámetros de lo sano. Hay un tiempo y lugar para todo, aunque tal vez me iría mejor si supiese un poco más de actualidad sociopolítica y un poco menos de dibujos animados... da para más conversaciones en los bares.

Y los dibujantes de cómics en general, ¿son freaks?
No tienen por qué serlo, aunque siempre está bien tener un buen conocimiento del mundo en el que trabajas, y ser un apasionado de ello.

Los dibujantes de webcómics sí, ¿no?
Todos y cada uno. Freaks y peligrosos. No he pasado más miedo en mi vida que en el stand del WEE en un salón. Me hicieron hacer cosas... cosas Nazis. En el útimo ImaginaMálaga incluso me tiraron un sujetador cuando salí a recoger un premio...

Pues tratando de ser profesional y no salirme del tema, no te preguntaré por cómo terminó la noche y trataré de centrarme en tus viñetas: Lo primero que me llama la atención de ellas es la calidad del dibujo y, sobretodo, el coloreado (cuando lo hay), lo que me hace pensar que tú no debes ser de esos autodidactas, ¿o sí? Tú habrás estudiado por lo menos Bellas Artes, ¿me equivoco?
Pues la verdad es que me rechazaron en la carrera de Bellas Artes y de rebote acabé en Periodismo. Solo atendí un par de meses de clases de arte, para prepararme para la prueba de acceso. Todo lo demás lo he ido aprendiendo yo, buscando mi estilo, atendiendo a los consejos de la gente que sabe, fallando y haciendo las cosas mal muchas veces... ¡y lo que me queda!

Pues al menos debías ser de esos que se pasaban la carrera dibujando monigotes al borde de los apuntes.
Eso siempre, de hecho dibujaba chistes al margen de los apuntes para aprendérmelos más facilmente para los exámenes. Al final mis apuntes eran más cómic que teoría.

¿Y cuanto tiempo empleas en hacer una tira?
Cuando tengo unbuen día (cuando aprietan las fechas de entrega) llego a hacer tres tiras a color en un día. Claro, tiempo aparte es el que lleva pensar el guión, aunque tengo la suerte de que esas cosas se me suelen ocurrir en la cama antes de dormirme, o en conversaciones con amigos. Pero lo que es dibujar la tira en sí, una vez lo tienes claro, no debería llevar más de una hora.

¿No tendrás por ahí uno de esos videos en los que se puede ver cómo lo haces?
Pues aquí mismo: livestream.com/aitorierana (los dos primeros empezando por la izquierda).

 
"Internet es un escaparate perfecto para el autor y una buena forma de mejorar, si sabes seleccionar las opiniones y comentarios."

Y cuéntanos, ¿qué te llevó a hacer webcómics?
La necesidad de obtener opiniones sobre mi trabajo, de darme a conocer y ver si realmente lo estaba haciendo bien. Claro, enseñar tus dibujos a tu familia y amigos o incluso a la gente en tu tienda de comics habitual está bien, pero siempre te queda la duda de qué opinara quien no te conoce de nada, de si tu obra se vale por sí misma ante el lector. He descubierto que internet es un escaparate perfecto para el autor y además una buena forma de mejorar, si sabes seleccionar las opiniones y comentarios. Pero por desgracia, actualmente por sí solo no vale o no del todo para mantener a un autor, aún precisamos de las editoriales y distribuidoras en gran medida si queremos ganarnos la vida con esto. Por otra parte, ya hay grandes pioneros como Iván Sarnago, Alex Muñoz o Aza que se han lanzado a comercializar ellos mismos su producto y no les ha ido mal. Ojalá sea el comienzo de la consolidación del webcómic como negocio en España.

 

Detalle de 'Estívaliz, con V de Vitoria' (2006), realizada para el diario 'Noticias de Álava'
(clic para leer dos tiras)

Tú ya has saltado al mundillo profesional y has publicado ya en unas cuantas revistas.
Sí, ya en el colegio me publicaban un par de tiras en la revista trimestral que publicaban... después hice algunas colaboraciones en fanzines y el gran salto fue en 2006. Ese verano trabajé como becario en el Diario Noticias de Álava, y de rebote me permitieron publicar una tira cómica de actualidad centrada en Vitoria-Gasteiz, titulada Estívaliz, con ‘V’ de Vitoria. Aquello fue una prueba de esfuerzo, el ritmo de una tira diaria es vertiginoso y más para mi estilo de dibujo y mi forma de hacer las tiras, a duras penas pude mantenerlo. Admiro muchísimo a quienes son capaces de tal hazaña.
     Unos meses después contactaron conmigo Antonio y Javier, los creadores de La Parada Magazine, preguntándome si estaría interesado en publicar Freaks en su revista. Dije que sí, claro está, pero además conseguí espacio para una tira inédita que saldría exclusivamente en la revista: este fue el nacimiento de R.I.P.

Háblanos de tu experiencia en La Parada Magazine.
La corta etapa que pasé en La Parada Magazine me sirvió para conocer a grandes autores y personas con gran visión y talento, aunque el tiempo y la oportunidad no acompañasen. Javier y Antonio tenían una buena idea en mente y grandes proyectos (ironías de la vida, ellos fueron los primeros en proponerme un proyecto de recopilatorio tanto para Freaks como para R.I.P.), pero por la razón que fuese LP fue mermando poco a poco. Aún así, en lo que a mí respecta, me trataron muy bien como autor y lo pasé muy bien.

     
'R.I.P.' en una de sus primeras apariciones, todavía en blanco y negro, en 'La Parada Magazine' #2 (2007) y tres tiras de su etapa actual como webcómic, con algunos de los personajes "humanos" de la serie: los enterradores del cementerio, un vagabundo borracho y un grupo de brujas contemporáneas (clic para leer las tiras).

Cuéntanos eso del recopilatorio de RIP. Cuando empezaste riptira.es ya avisabas que saldría en papel, pero no salió con La Parada sino con Diábolo.
Exacto, R.I.P. surgió como una tira que se publicaba exclusivamente en La Parada Magazine, pero dada la corta vida de la publicación, me quedé con seis tiras mostradas y muchas ideas que contar. Así que preparé un dossier, lo presenté a las editoriales y Diabolo contestó positivamente a la oferta, recomendándome además que lo publicase en internet a modo de webcómic. Es por eso que los lectores de R.I.P. pueden verlo online además de en papel, cada formato con su respectivo encanto.

Me encanta la visión de Diabolo, contrasta con los medios empeñados en publicar material inédito. ¿Crees que es acertado?
Sí. Internet no es el enemigo a batir, es una herramienta que se ha de usar, y hay que sarla con sus reglas todo al alcance de todos. Publicando primero en Internet, no solo la gente apreciará tu trabajo, sino que no comprarán nada a engaño: los lectores que compran R.I.P. sabe lo que se van a encontrar en su mayor parte, y estoy seguro de que si se vende, es en gran parte gracias a que conocieron el titulo por internet. De otra forma, R.I.P. seguramente habría pasado inadvertido por las estanterias.

     
Un escritor fantasma y su esposa, la Muerte y Boris el vampiro son algunos de los personajes sobrenaturales recurrentes en R.I.P. (clic sobre las imágenes para leer las tiras).

¿Y cómo es que hiciste R.I.P. a color, siendo sus anteriores webcomics en blanco y negro y habiéndose publicado previamente en La Parada en blanco y negro?
Las dos últimas tiras que se publicaron en La Parada Magazine eran a color, con el estilo de R.I.P. ya consolidado. Quedaron bien, así que pensé que si debía presentarlo a las editoriales, mejor sería hacerlo a todo color... es más trabajo, pero queda mejor y le sienta bien a personajes como los fantasmas, en los que puedo usar efectos de transparencia y brillo que pasarían desapercibidos en blanco y negro.

Y después... entraste en El Jueves.
Eso parece... y sino, alguien me ha copiado la idea de Dictaburra.

¿Cómo salió? ¿Conocían tu trabajo y te llamaron?
No, un día me levanté y me dije que “¡qué cojones!”, que por intentarlo no pasaba nada, era algo que tenía que probar y que como auto me pdía venir bien, nunca está de más que la gente sepa tu nombre. Así que diseñé una tira, El Robot Hijoputa y la mandé a la redacción. No les convencía, pero tampoco les desagradó mi estilo, así que en una segunda vuelta les presenté entre otras ideas Dictaburra, y esa pareció encajar en la revista.

 

Detalle de una viñeta de 'Dictaburra', serie de tiras realizadas para 'El Jueves'
(clic para leer
un par de tiras)

Háblanos un poco de esta Dictaburra.
Dictaburra quiere ser una burla a todos los extremismos y especialmente a un modelo tan arcáico (pero por desgracia aún tan vivo) como es el de la dictadura. Su protagonista es un dictador enano y mentiroso, El Líder, que se dirige a su pueblo con discursos con un doble sentido muy evidente. Hay secundarios como un disidente en prisión que habla con su carcelero, y más adelante aparecerán más como asesinos ninja, la mascota del dictador o un grupo terrorista muy inutil... quiero llegar no solo a hacer chistes sobre la dictadura, sino a tocar el aspecto más bizarro de estos personajes, como esos increibles inventos de guerra nazis que llenan cómics y películas, o la fascinación (se dice) de Hitler por el mundo de o paranormal y lo mágico.

Las ventajas de publicar cobrando en libros y revistas son evidentes, pero ¿nos podrías decir alguna ventaja de hacer webcómics frente a hacer cómics en papel?
El feedback es inmediato, obtienes opiniones a cada página y siempre es más fácil encontrar a tu público objetivo promocionándote en internet, que no esperar a que ellos te encuentren en las estanterías. Es un mejor terreno para la expermentación con formatos, los autores pueden hacer piña y levar a cabo acciones conjuntas para promocionarse... pero creo que papel y web no deben enfrentarse, deben complementarse. Si un autor rechaza uno de los dos medios, está perdiendo tontamente un gran número de ventajas que se traducen en lectores y ventas.

También has ganado concursos de webcómics.
¡Soy el orgulloso poseedor de un Spooky de Oro! También gané el 2º certamen de Webcomic en Español organizado por Sync pero me temo que no va más allá. Lo dicho, no soy tan famoso.

Detalle de la historieta con la que ganó un concurso de webcómics
organizado por Sync.es en 2009 (clic para leer entera)

El Spooky de Oro no es moco de pavo, pero lo que me impresionó a mí fue lo que hiciste para el concurso de Sync. Una historieta con un formato especial, que exploraba las posibilidades del medio. ¿Cómo surge una obra así?
En las revistas de videojuegos, al menos antes cuando los juegos eran en 2D, solían presentarte un mapa entero de las pantallas de algún juego, explicándote qué te ibas a encontrar, como pasar tal o cual obstáculo... yo me basé en eso para crear ese cómic, trasladan lo que sería la conversación entre los jugadores a sus respectivos personajes dentro del juego. También un poco influenciado por las ideas planteadas por ese teórico de medio que es Scott McCloud (pero no lo digo muy alto por que no estoy del todo de acuerdo con él en muchas cosas). Fue un trabajo titánico, tener que hacer cada secuencia individual, juntarlas, hacer que coincidiesen, que no quedasen muchos espacios en blanco...

¿Has hecho algo más por ese camino de exploración del medio?
En alguna página de Freaks he jugado con la disposición de las viñetas y tal, pero siempre dentro de los márgenes de la página. Soy un autor nine pero siempre tengo la vista puesta en los formatos en papel, y experimentos así suelen ser cosa excepcional.

Y a parte de dibujar viñetas, ¿tienes algún trabajo serio?
Dibujar viñetas es un trabajo muy serio oiga. Mi trabajo ahora mismo es hacer de dibujar viñetas mi trabajo. Espero conseguirlo en relativamente poco tiempo...

¿Cómo te ves de aquí a diez años?
Espero que con un número decente de historas publicadas a mis espaldas, y pudiendo aún serme fiel a mí mismo... supongo que seguiré sin actualizar muy a menudo, pero espero no haber dejado ninguna historia tirada aún para entonces.

¿Qué cómics nos recomendarías?
¡Muchísimos! Asterix de Goscinny y Uderzo, Blacksad de Guarnido y Díaz Canales, Malas Ventas de Alex Robinson, Batman: El Largo Halloween de Jeph Loeb y Tim Sale, La Mazmorra de Lewis Trondheim, Hellboy de Mike Mignola, Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman y Tony Moore, Superlopez de Jan, la etapa de JLA de Giffen, DeMatteis y Maguir, Las Aventuras de Spirou y Fantasio (varios autores, aunque mi etapa favorita es la de Tome y Janry, autores además de El Pequeño Spirou, otra maravilla), One Piece de Eichiro Oda, Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa, Yotsuba to! de Kiyohiko Azuma (su obra anterior, Azumanga Daioh! es genial también), Love Hina de Ken Akamatsu, Ranma 1/2 de Rumiko Takahasi, Gunsmith Cats de Kenichi Sonoda (¡a ver cuándo lo reeditan!)... ¡Que alguien me pare!... Zits de Jerry Scott y Jim Borgman, Liberty Meadows de Frank Cho, Ciudadano Can de Mark O’Hare, Calvin y Hobbes de Bill Watterson, Scott Pilgrim de Brian Lee O’Maley, que está muy de moda pero realmente es bueno y divertido.... Y podría seguir horas, me he olvidado de poner Powers, Fábulas... ¿Qué me recomendáis vosotros?

Nada, a nosotros ya nos entrevistarán otro día. Hoy te sueltas tú. Bueno, de hecho, si nos recomiendas también algún webcómic ya te dejamos descansar por hoy.
¡Otros tantos!: Sinfest de Tatsuya Ishida, PVP de Scott Kurtz, The Meek de Der-shing Helmer, Lackadaisy de Tracy J. Butler, The Abominable Charles Christopher de Karl Kerschl, Oglaf de Trudy & Doug, Scary Go Round y Bad Machinery de John Allison, XKCD de Randall Munroe y mi último descubrimiento, Gastrophobia de David McGuire.

----
(*) Xavier Àgueda (Barcelona, 1979) es ingeniero, profesor y dibujante de cómics. Ha publicado en TMEO, Cretino, Kristal, El Escéptico y en varios fanzines y sitios de internet, incluyendo la versión online del periódico 20 Minutos. Es autor de los cómics del Listo y de El gran libro de la cinefilia, y responsable de Clicómics.com.

Entrevista de Xavier Àgueda para Guía del cómic. Selección de imágenes y pies de foto por Xavier Àgueda y Jose A. Serrano. Página creada en diciembre de 2010.