comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

TATO (serie)

 
Autor:
Albert Monteys

¿De qué va? // Humor. La serie explica las peripecias y anécdotas de la vida diaria de un joven en la España actual. Sus problemas para encontrar trabajo y su estancia en los más variados trabajos basura (repartidor de pizzas, camarero o mensajero entre ellos), sus problemas de convivencia con sus padres primero y con sus compañeros de piso después, sus ligues, su actitud hacia la vida en general... Tato, nuestro protagonista, es ligeramente peculiar (algo caradura, jetas y ligeramente cabroncete) lo que también dará pie a un buen número de gags.

Sobre el cómic // Tato es una serie de páginas autoconclusivas que se publica semanalmente en la revista El Jueves. Su autor es uno de los historietistas jóvenes más destacados del panorama español de los últimos años, ya plenamente consolidado como una de las firmas más populares e interesantes de El Jueves.

GALERÍA

Todas las imágenes son enlaces a la web de El Jueves, excepto las tres últimas que son a El rincón de Nacho.

RECOPILATORIOS

  • Tato. Col. Pendones del Humor #145 (1999). 64 pgs, 2,85 €. Recopila páginas de diciembre de 1996 a octubre de 1998 (la última página del álbum es justo en la que abandona la pizzería), el periodo del que el propio autor dice no sentirse satisfecho.
  • Tato: ¿por qué todo es tan dificil?. Col. Nuevos Pendones del Humor #7 (2001). 64 pgs, 3,91 €.
  • Tato: Mucha cara es lo que hay. Col. Nuevos Pendones del Humor #21 (mayo/2002). 64 pgs, 4,00 €.
  • Tato: Un hombre del siglo XXI. Col. Nuevos Pendones del Humor #32 (abril/2003). 64 pgs.
  • Lo más mejor de Tato. Col. Lo más mejor #13 (septiembre/2004). Tapa dura, 96 pgs color, tamaño grande. 15,00 €. Incluye una selección de las 70 mejores planchas de la serie, una entrevista con el autor sobre la obra (7 pgs abundantemente ilustradas con fotografías del autor y su estudio) y curiosidades varias (bocetos, dos versiones distintas de una misma página realizada como prueba, ilustraciones para merchandising y portadas, etc).

LA PALABRA DE LA CRÍTICA

"Si Carpanta [personaje de cómic creado por Escobar, también "padre" de Zipi y Zape] era la representación del hambre, Tato personifica la desocupación y la inseguridad laboral de los jóvenes. Dos plagas sociales de dos tiempos diferentes, que son recreadas con una combinación común de acidez hace el entorno social y complicidad con el personaje. Y es que las aventura de Tato se distinguen por la capacidad descriptiva, el toque imaginativo y el matiz absurdo, siguiendo la tradición del mejor humor costumbrista."
-- Pepe Gálvez, en el diario Avui (3/mayo/2001)

EN PALABRAS DEL AUTOR

 
  Las cucarachas del piso de Tato
se han convertido en unos
populares protagonistas
ocasionales de la serie

Declaraciones de Monteys en la sección "preguntas y respuestas" de la web de El Jueves:

"Tato no existe en la vida real. Está absolutamente inventado (con algún toque de gente que he conocido). De hecho, tiene tan poco que ver conmigo que una de las cosas que más miedo me daba es que me quedara un personaje irreal, o demasiado estereotipado. Pero parece que el mundo está lleno de Tatos. Por mí, bien."

"Tato es un personaje de ficción, y lo cierto es que poco tiene que ver conmigo. ¿Por qué es tan cabrón? A ver... ¿Quien quiere leer chistes de alguien que es estupenda persona, generoso, y un trozo de pan? La pregunta se responde por sí sola, ¿no? (...) Tato es sucio, vago, pesado, hace ruido, es un gorrón, un cretino, un egoísta y un desagradecido... la pregunta correcta sería ¿qué motivo tendrían sus padres para no echarlo de casa? "

"Claro que me gusta trabajar en El Jueves. Es divertido, se aprende mucho y lo de las entregas semanales, aunque me resultó un calvario cuando no estaba acostumbrado, acaba siendo una estupenda gimnasia mental. Otra cosa es que no eche de menos hacer tebeos más marcianos, cosa que también me gusta, pero ahí nos encontramos otra vez con la falta de tiempo. Pero bueno, hay proyectos y todo se andará."

"Desde que tengo uso de razón he dibujado monigotes, tebeos y cosillas en general. Como he leído de todo, mis influencias son muy amplias, desde los Mortadelos de cuando era ñajo, hasta Jack Kirby, pasando por Crumb... podría estar horas diciendo nombres, pero no hay ninguno que haya elegido en plan de decir: "voy a dibujar como este tío". Más bien mi estilo es una mezcla de todo. Yo estudié Bellas Artes, lo cual en el campo de los tebeos es lo mismo que decir que soy autodidacta. Además, francamente, creo que hay cosas que se pueden aprender pero no enseñar, y este trabajo nuestro es una cosa de trabajo y trabajo y después más trabajo y al final si tienes suerte te sale algo aceptable."

Declaraciones de Monteys tomadas de Lo más mejor de Tato:

"Pasar de hacer historias de tropecientas páginas [en Mondo Lirondo] con finales abiertos a chistes de página no es que me costara, es que fue un infierno. Era incapaz de concretar, de cerrar bien los chistes, y encima, lo del repartidor de pizzas no me acababa de convencer. De hecho, en este libro solo hay un par de historietas de los dos primeros años de la serie. Estaba hasta las tantas de la madrugada estrujándome las meninges para sacar un chiste que, en el mejor de los casos, era pasable. Vivía convencido que en cualquier momento me iban a botar de la revista, y nos les hubiera culpado por ello. Con el tiempo le fui pillando el tranquillo al asunto, pero costó lo suyo."

"Las cucarachas empezaron a aparecer en Paco's Bar como un running gag. Lo cierto es que me gustaba dibujarlas, no hay más. Cuando empecé a hacer Tato, las cucarachas se mudaron del bar a la pizzería. La razón principal es que los chistes con cucarachas eran los que más me gustaban y, además, me di cuenta que por alguna extraña razón, a la gente le gustaban. Supongo que añaden un toque de surrealismo que se agradece. Tengo que admitir que yo también les he cogido cariño, o sea que irán saliendo durante bastante tiempo."

"No tengo en absoluto ninguna planificación de hacia dónde va la serie y encima soy un desastre de persona que nunca apunta nada. Por eso he cometido errores de bulto, como cambiarle el apellido a Tato en distintas historietas. Ramon empezó siendo un pelele al que dar la réplica y ni se me ocurrió que necesitara un nombre, hasta que empezó a adquirir dimensión de personaje. Lo mismo me pasa con el resto de elementos de la serie. No me pongo a definirlos hasta que, por azar, han aparecido en cuatro o cinco chistes."

"Tato salió de la pizzería porque me pareció que tenía más juego si iba cambiando de curro y, al mismo tiempo, contaba algo más de su vida personal. Aunque con el tiempo ha ido adquieriendo más dimensiones, está claro que el tema principal de Tato es la precariedad laboral. (...) [Tato] es más simple que una cebolla. Sólo se plantea el aquí y el ahora. Está jodido, sí, pero no se plantea ni por un segundo que se pueda cambiar el mundo. Posiblemente eso sea lo más realista de la serie."

Textos y recopilación: Jose A. Serrano.Documento creado en mayo de 2002. Última actualización: agosto de 2009.